Nuevo Pensamiento

Revista de Filosofía

Registro Deycrit-Sur: 8_0618

URLhttp://www.editorialabiertafaia.com/nuevopensamiento/index.php/ nuevopensamiento/index

Nombre: Nuevo Pensamiento

Editorial: Instituto de Investigaciones Filosóficas de la Facultad de Filosofía de la Universidad del Salvador área San Miguel

ISSN: 1853-7596

Ciudad y país: San Miguel, Buenos Aires, Argentina

Temática: Filosofía

Periodicidad: Semestral

Licencia: CC BY NC ND 4.0

Formatos disponibles: PDF

Revisión por pares: Sí

Indicaciones para textos: Ver enlace

Acuerdos firmadosPolítica editorial mínima común

Repositorios y bases de datos de resúmenesDOAJREDIBDialnetDeycrit-Sur Base de datos.

Descripción de la revista

La expresión “nuevo pensamiento” es empleada por Franz Rosenzweig cuando quiere caracterizar su aporte propio, en especial, el de su obra La Estrella de la Redención. Lo caracteriza por dos rasgos principales que -según su comprensión- se suponen mutuamente: “necesitar del otro y… tomar en serio el tiempo”, según un pensar no solitario y monológico sino hablante y dialogante. Pues la relación de interpelación, respuesta y contra-respuestas necesita tiempo y, más que darse en el tiempo, acontece aconteciéndolo. Tanto la alteridad del Otro como el acaecer inédito del tiempo, así como la preocupación por el lenguaje (giros lingüístico-pragmático y fenomenológico-hermenéutico) caracterizan la filosofía contemporánea y su reversión superadora del giro copernicano (Kant), que caracterizaba a la modernidad y su centramiento en el Ego trascendental. A pesar del actual influjo de los “pensadores judíos olvidados” como los arriba citados Cohen o Rosenzweig, fue Heidegger quien -aparentemente sin conocerlos- produjo de hecho en el pensar occidental, incluso latinoamericano, dicho giro del giro copernicano, especialmente después de la Kehre (inflexión o giro) de su pensamiento. Me refiero, sobre todo, a su superación de la “metafísica” en cuanto filosofía de la subjetividad, cuyas raíces él las encontraba ya en Platón. Claro está que fue luego Lévinas -bajo la influencia de Rosenzweig, sin olvidar la de Heidegger- quien radicaliza ese “dar vuelta”, trascendiéndolo, continuado actualmente por la fenomenología y hermenéutica contemporáneas, en especial, francesas. Por lo dicho, Werner Marx identifica a Heidegger -sobre todo al segundo Heidegger- con el “otro comienzo” del pensar. Pues, mientras que el primer inicio del filosofar concibió al ser en cuanto principio originario con las notas de identidad, necesidad, inteligibilidad y eternidad, el filósofo de Messkirch piensa –en cambio- como sus caracteres fundamentales: la diferencia como diferencia, la gratuidad del don de ser y tiempo, la afección (Stimmung, disposición o temple de ánimo) en cuanto des-veladora del ser, y la historicidad (tanto del ser-ahí humano como del mismo ser). Pues el acaecer del Ereignis da tiempo y da ser, e implica novedad creativa. De ese modo Heidegger reinterpreta la identidad desde la diferencia (y así con las otras notas del principio) y no al revés, como hacía la tradición anterior, tanto clásica como moderna. De ahí que otros autores hablen, más en general, de un nuevo paradigma. Es así como el filósofo italiano Marco María Olivetti, aceptando a Heidegger en su trascender la metafísica antigua y medieval de la sustancia y la filosofía moderna del sujeto, plantea una nueva comprensión cultural a partir de la comunicación como nueva “forma reflexiva unificante”. Por su lado, el pensador español Antonio González (siguiendo a Xavier Zubiri) habla de un nuevo horizonte de inteligibilidad y lo denomina “de la alteridad y de la praxis”. Aún más, luego fue planteada entre nosotros explícitamente la pregunta acerca de si la comunión es o podrá ser un nuevo paradigma en las ciencias y en las prácticas, contrapuesto al individualismo competitivo moderno y post-moderno.

Nuevo Pensamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba